Prevén que las heladas más intensas llegarán en julio

Aunque por los próximos días tendremos temperaturas más frescas, técnicos meteorológicos recuerdan que por historia en nuestra región las heladas más intensas llegaron hacia el mes de julio. Y con anticipación desde el Ministerio del Agro recordaron algunos puntos a tener en cuenta para proteger a las plantaciones de las bajas temperaturas que se aproximan.

Ya días atrás el meteorólogo Leonardo De Benedictis indicó que hasta ahora la región del nordeste argentino sólo había registrado fríos leves. Y así anticipó que “es muy probable que en lo que resta de junio podamos tener un descenso térmico mucho más marcado y algunas heladas”.

En tanto en la previsión de un mapa de temperaturas proyectó que hacia la próxima semana no se espera que las temperaturas mínimas bajen a menos de 2 grados en Misiones.
Y las marcaciones inferiores llegarían hasta el Sur de Corrientes y Norte de Entre Ríos.

Fríos más tardíos

A nivel local, José Olinuk, técnico de agrometeorología del Inta de Cerro Azul, recordó que en base a los registros las heladas más intensas llegarían en julio. “Ya pasó a ser algo casi normal que las heladas lleguen con mayor fuerza en julio. Nosotros tenemos unos 55 años de datos y en ese periodo hubo un desplazamiento de los fríos. Hace muchos años atrás eran más frecuentes heladas entre mayo y junio, pero esto luego se fue demorando. Y así últimamente llegamos a tener heladas hasta en septiembre”, recordó.

Apuntó en tanto que “hasta ahora tuvimos muy pocas heladas y fueron muy leves. No sería extraño que lleguen con mayor fuerza en julio. En los registros las heladas más intensas ocurrieron en 1975 y 2007, el 17 de julio, con una medición igual de 8,2° bajo cero a 5 centímetros del suelo”. Por otro lado el agrometeorólogo recordó que julio y agosto son los meses con menor carga de lluvias según los registros históricos del Inta.

Heladas y sus condiciones

El técnico diferenció en tanto que hay zonas bajas en la provincia que podrían tener heladas antes, ya que por su altitud concentran más el clima frío.

Con respecto a las previsiones de frío recordó que “es muy difícil anticipar heladas con una semana de anticipación. Se pueden ver la llegada de una masa polar y se puede estimar sus efectos con algunos días de anticipación”, precisó.

Por último recordó que “las condiciones que favorecen a las heladas empiezan con la entrada de un frente frío, posteriormente tiene que parar el viento, tiene que despejarse y la humedad relativa debe bajar”.