La Cooperativa Luz y Fuerza de Puerto Rico perdió más de 33 millones el año pasado

La suba del dólar disparó los costos de las cooperativas eléctricas y llevó a la mayoría de ellas a cerrar el año con abultadas pérdidas. La Cooperativa Luz y Fuerza de Libertador General San Martín Limitada no fue la excepción, presentó un balance que consigna resultados negativos en sus operaciones de energía y gas, pero ganó con las de telecomunicaciones. En total tuvo una pérdida neta operativa de más de 22 millones de pesos que se eleva a más de 33 millones al sumar resultados financieros y por operaciones ajenas a la entidad.

El presidente de la Federación de Cooperativas Eléctricas de Misiones (FECEM), Ángel Kusuka, advirtió en un reciente diálogo con Radio Libertad que el sector atraviesa una crisis de rentabilidad porque la gran mayoría de los insumos que utiliza están dolarizados y el año pasado aumentaron mucho más que el Valor Agregado de Distribución (VAD) que cobran las entidades por la energía que distribuyen.

Los balances que presentaron las cooperativas eléctricas al cierre del año pasado respaldan los dichos de Kusuka. Por ejemplo la Cooperativa Electrica de Oberá Limitada (CELO), una de las más grandes de la provincias por la cantidad de socios que tiene y el área que cubre, tuvo un resultado negativo de más de 187 millones de pesos. En el mismo sentido aunque en menor cuantía cerró el balance de la Cooperativa Luz y Fuerza de Libertador General San Martín Limitada, que en 2019 registró una pérdida de 33 millones de pesos por todo concepto.

La entidad con sede en Puerto Rico perdió más de 22 millones de pesos en sus operaciones de energía, más de 2 millones en las de gas y ganó casi 3 millones gracias a su sección de telecomunicaciones.  El balance 2019 de las tres actividades principales muestra un resultado operativo negativo  de poco más de 22 millones de pesos.

Al agregar los resultados por otras operaciones que realizó la cooperativa y los resultados financieros ajustados por inflación, el balance arroja una pérdida neta de más de 33 millones de pesos para el ejercicio 2019.

El presidente de la FECEM indicó que solamente el 40% de las prestatarias eléctricas está al día con los pagos a EMSA por la energía que suministra y asegura que el sector necesita una recomposición de sus ingresos del orden del 25%, ya sea a través de un incremento tarifario o de descuentos en el costo de la energía.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.