Piden informes sobre situación del personal de cocina en escuelas

La Diputada Anita Minder presentó un Proyecto de Comunicación para que el Consejo General de Educación remita el detalle completo de los establecimientos educativos en los cuales funcionan comedores escolares, la nómina de los trabajadores que prestan servicios en la producción/elaboración de alimentos y comida en el ámbito de los comedores escolares y que informe cuál es el régimen laboral al que están sujetos los mismos.

En los fundamentos de la iniciativa la legisladora señaló: «Hemos tomado conocimiento, a través de información que nos fuera brindada por directivos de instituciones educativas de jornada completa y extendida,  que la gran mayoría del personal de cocina que trabaja en los mismas atraviesa una difícil e irregular situación laboral que se sostiene a través de «contratos», estos con las municipalidades de las localidades donde se encuentran las escuelas en las cuales prestan sus servicios.»

Estos trabajadores tendrían contratos temporarios bajo la figura de «locación de servicios» como monotributistas. En éste sentido la diputada dijo: «Por lo que además de recibir un pago paupérrimo, no cuentan con aportes sociales, vacaciones y jubilación, sin derecho a licencias médicas, ni seguro de accidente de riesgo de trabajo, exponiéndolos al más bajo trato que un trabajador puede recibir, lo que además de constituir un grave perjuicio para los trabajadores, afecta a la comunidad educativa en su conjunto, que es pasible de recibir un servicio deficiente y de mala calidad.»

Minder señaló que «En su gran mayoría, dejan de percibir sus haberes en diciembre, cuando se interrumpe la prestación del servicio, y recién se les vuelve a reincorporar en marzo, lo que a todas luces expone una situación de vulnerabilidad y precariedad, tanto en términos personales como del propio sistema».

Comentar


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.